MovieReview: ‘madre!’ (Darren Aronofsky, 2017)

Sinopsis:

A Ella (Jennifer Lawrence) le pilla por sorpresa que Él (Javier Bardem), un escritor poco inspirado, deje entrar en casa a unas personas a las que no había invitado. Poco a poco el comportamiento de su marido va siendo más extraño, y ella empieza a estresarse y a intentar echar a todo el mundo.

Opinión:

Darren Aronofsy (‘Requiem por un sueño’) es un genio, y como todo genio que se precie, está loco, muy loco. Pero muchas de las grandes obras del ser humano han sido creadas a partir de la locura, y es por eso que aunque esta película esté siendo tildada de odiosa, anárquica, irracional, o ilógica, no deja de ser una experiencia de lo más interesante que ofrece el séptimo arte estos días.

Para mí, una película es mucho más enriquecedora si cuando estás viéndola necesitas hacer un debate y una reflexión sobre lo que está ocurriendo en la pantalla. Y eso debe saber el espectador que vaya a verla, porque si no se sentirá defraudado Para disfrutar de ‘madre!’ hay que ir con la mente muy abierta y despejada, sin prejuicios y sin normas. Todo puede ocurrir, y lo mejor es que si tras el visionado uno comienza a reflexionar puede atar cabos perfectamente y todo, o casi todo cobra sentido.

La pieza fundamental es la fabulosa Jennifer Lawrence, que hace el mejor papel de su vida, y cuyo rostro será el elemento clave durante más de una hora de la película. La actriz es la pareja sentimental del director, y esto parece haber funcionado de tal manera que su alto compromiso con el filme la hizo sufrir graves ataques de ansiedad en el rodaje. Además, la fotografía y el sonido de la película son maravillosos, dándonos motivos suficientes para ir a verla este mismo fin de semana.

 

Hasta aquí la review para aquellos que NO HAYAN VISTO la película. Id y vedla, es necesario para seguir leyendo, ya que a continuación es inevitable hacer algunos spoilers para hacer mi valoración.

 

Lo primero que hay que saber de la nueva película de Aronofksy, que ya me ganó completamente con esa maravilla ‘Cisne Negro‘, es que es una alegoría, un mecanismo por el cual se usan metáforas consecutivas para crear un sentido real y uno figurado de la misma historia.

Así, la primera de las metáforas, y la más simbólica y general, es que todo lo que ocurre en la cinta es una reinterpretación bíblica. Ella representa a la Madre Naturaleza, y él a Dios. Su casa es el Planeta Tierra, una casa que Ella construye, cuida y mantiene, y que se ve totalmente afectada cuando llega el primer hombre (Adán, interpretado por Ed Harris) y al día siguiente su mujer (Eva, interpretada por Michelle Pfeiffer). Así, como si del Génesis se tratara, la mujer provoca el gran primer conflicto al tocar algo prohibido, y hace que tanto ella como su esposo sean expulsados del Edén por Dios. Pero no se marchan de la casa, ya que no tienen otro sitio a donde ir, igual que el Hombre solo tiene el Planeta Tierra para vivir,  y vagan por ella hasta que aparecen sus hijos, que representan a Caín y a Abel. El asesinato de uno a manos del otro se convierte así en un pecado tan grave que la casa, la Tierra, quedará marcada para siempre. Será entonces cuando una mancha de sangre aparezca y sea imposible de borrar, incluso ocultándola con un alfombra colocada por Ella.

A partir de entonces la casa empezará a ser invadida por extraños, por personas que piensan que pueden tomar lo que quieran de ella. Pero Ella no entiende nada, no sabe por qué su esposo lo permite. Esto nos muestra la idea de que Dios no es capaz de hacer nada malo hacia su creación, los seres humanos, a pesar de que estos hagan daño a la Naturaleza y sean mezquinos los unos con los otros. Así, Ella consigue echarlos a todos tras una especie de Diluvio Universal que los elimina, y consigue hacer recapacitar a Dios, con el que tendrá una noche de pasión. A la mañana siguiente, y tras despertarse con un rayo de sol que entra por la ventana (metáfora del ángel que anuncia a la Virgen María su embarazo), Ella comunica a su esposo que espera un hijo suyo.

Esta noticia, y lo ocurrido anteriormente, hace que en Él nazca de nuevo la inspiración, y sea capaz de terminar una obra que lleva mucho tiempo inacabada. Antes de ser publicado, Dios se lo muestra a la Madre Naturaleza, y ésta, muy emocionada, descubre entonces que es tan bueno que puede hacer que los separe para siempre. Y así es, porque en cuestión de minutos el libro ha sido publicado y una legión de fans acuden a la casa para conocer al autor.

En esta parte de la película es cuando la trama avanza a un ritmo frenético, descabellado, exagerado y algo traumático. Seremos testigos de cómo una enorme cantidad de personas llega a la casa, y la destruye literalmente. Todo comienza siendo una especie de ritual de fanatismo religioso hacia el autor y se va transformando en lo que podría ser una cadena de consecuencias religiosas. Veremos la degradación del ser humano a través de explosiones, huidas, exclavitud, violaciones, muertes y sometimiento. Esta escena, que nos hace recorrer la casa junto a Ella, nos demuestra todo el poder interpretativo de la actriz, que si ya fue ganadora del Oscar por ‘El lado bueno de las cosas’ no me extrañaría nada que lo consiguiera de nuevo por este papel.

Tras todo el trauma de este apocalipsis dramático, Ella se pone de parto y es cuando Dios va a su lado y se encierra con ella en una habitación donde nadie más puede entrar. Allí nace el esperado hijo, un hijo al que todos espera ver con ansia, y del que su madre no quiere desprenderse. El pueblo espera al otro lado de la puerta, han traído regalos y Dios está deseando enseñárselo. Esto como bien se puede entender, es una metáfora del Nacimiento de Jesucristo. Así, en un descuido de Madre, Dios entrega al Hijo al pueblo, que de nuevo lo recibe con fervor y fanatismo exacerbado.

A continuación, Madre despierta y se lanza a la multitud, intentando desesperadamente recuperar a su hijo, que termina siendo mutilado y literalmente despedazado por los hombres. Ella no puede más con la situación y comienza a luchar y a matar, loca de furia a todo aquel que se acerca, pero termina siendo aplastada por la multitud, que la ataca y destruye casi hasta su final. Entiendo que en esta escena, el director intenta mostrar la acción del Hombre hacia la naturaleza, que de forma egoísta y egocéntrica, considera como algo de usar y tirar. Además aquí también se puede hacer una lectura sobre el carácter antisocial de Darren Aronofsky, que tacha al hombre de cruel y despiadado.

Finalmente, Madre decide que ya nada tiene sentido y provoca un enorme incendio que destruye por completo la casa y a todos los que la habitan. Él aparece intacto, y toma a una herida y casi inconsciente Ella en sus brazos. Ella llora y le pregunta qué le ha faltado, si es que ya no se lo había entregado todo. La respuesta de Él es que le pedirá algo como final, su amor, su Esencia, para poder empezar con todo de nuevo. Así, Dios toma el corazón de Madre, haciendo realidad el spoiler que podíamos ver en los primeros carteles de la cinta, y con esa esencia conseguirá reconstruir de nuevo la casa, para gracias a una Nueva Madre Naturaleza, dar vida de nuevo a sus creaciones y empezar la Vida otra vez.

Como vemos, la película tiene un sentido religioso por el que se intenta explicar aspectos sociales de la humanidad. Pero lo más curioso de todo es que el guión está tan bien trabajado que cada uno podría hacer una lectura propia de lo que ocurre. A la vez que transcurre esta alegoría de la Biblia también podríamos estar viendo las fases de un proceso creativo, por el cual un autor poco inspirado (Él) debe luchar contra su antigua musa, que le ha dado grandes éxitos (Ella) por encontrar una nueva inspiración para sus nuevas obras. Con este concepto el director también entonces estaría haciendo una crítica sobre la vanidad de los artistas, su influencia y el poder de la fama.

¿Es ‘madre!’ entonces una película odiosa, anárquica, irracional, o ilógica? Mi respuesta es un rotundo no. Para mí la cinta puede que sea una película muy pretenciosa, que roza los límites, y que se pone a sí misma el listón muy alto; pero es una experiencia maravillosa. Es un puro reto cinematográfico, gracias al cual ir al cine parece algo totalmente distinto Y es por eso que me parece una muy buena película. Algo similar me ocurrió con la incomprendida ‘El Árbol de la Vida’ de Terrence Malick, y estaría encantado con que me ocurra en muchas ocasiones más.

Lo que más me ha gustado de la película: Que no acaba con los créditos finales, ya que el proceso mental sigue y te persigue durante horas hasta intentar dar sentido a todo. Y por supuesto, Jennifer Lawrence.

Lo que menos me ha gustado de la película: La escena apocalíptica provoca ansiedad y el espectador no puede hacer otra cosa que reir como única via de escape.

Si te gusta ‘madre!’ también podrían gustarte:

– El Árbol de la Vida, de Terrence Malick

– Cisne Negro, de Darren Aronofsky

 

 

 

2 Comments

  1. Una película espectacular, una crítica genial!

    Volver a verla, entendiendo todo lo que esconde, tiene que ser una experiencia totalmente nueva.

2 Trackbacks / Pingbacks

  1. Diez joyas de cine de este 2017
  2. MovieReview: ‘Gorrión rojo’ (Francis Lawrence, 2018)

Responder a Julio Merino Cancelar la respuesta

Your email address will not be published.


*